sábado, 2 de febrero de 2008

El paleontólogo Ignacio Barandiarán, Premio Euskadi de Investigación

«Ha sido determinante para entender la Prehistoria», dice el Gobierno Vasco. Antes de llegar a la UPV trabajó en Zaragoza, La Laguna y Cantabria.

02.02.08 -
FELIX IBARGUTXI
SAN SEBASTIÁN. DV.

El catedrático de Prehistoria de la Universidad del País Vasco Ignacio Barandiarán Maestu es el ganador del Premio Euskadi de Investigación del año 2007, instituido por el Departamento de Educación, Universidades e Investigación del Gobierno Vasco. Pariente lejano de José Miguel Barandiarán, su labor es desconocida por el gran público, pero hace muchos años que la conmunidad científica le considera una referencia de primer grado en temas de Paleolítico y Mesolítico.

Barandiarán (San Sebastián, 1937) es licenciado y doctor en Historia por la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Zaragoza. Actualmente imparte clases en el campus de Vitoria de la UPV.

Según destacó ayer el departamento vasco de Educación en un comunicado, Barandiarán es un investigador de talla internacional que ha desarrollado «una labor determinante» para entender la situación actual de los estudios de prehistoria del País Vasco. Es reconocido, entre otros aspecto, por sus estudios sobre las herramientas rupestres.

El jurado, compuesto por Enrique Gimbernat, Fernando Vallespín, Josep M. Terricabras y Borja de Riquer i Permanyer, ha destacado «sus relevantes contribuciones en el campo de la metodología arqueológica del Paleolítico y Mesolítico y su larga trayectoria como director de equipos de investigación en yacimientos en toda la península Ibérica».

El premiado ha realizado actividades de docencia e investigación en Historia Antigua, Arqueología y Prehistoria desde 1964, sucesivamente en las Universidades de Zaragoza, La Laguna, Cantabria y País Vasco.

Homenaje en Asturias

Es actualmente el decano de los catedráticos de Prehistoria de España. Y con ese motivo, el pasado octubre fue invitado a visitar el yacimiento de la cueva de Sidrón, en Asturias. Allí, el equipo que ha excavado la gruta dejó que fuera Barandiarán quien extrajera definitivamente el maxilar de un individuo neanderthal.

Es autor de un libro utilizado en múltiples universidades: Prehistoria de la península ibérica. Paleolítico y Mesolítico. En sus comienzos como profesor, trabajó como director del departamento de historia antigua de la Universidad de Zaragoza. Fue en aquellas tierras y en su País Vasco natal donde realizó las primeras excavaciones importantes.

Entre sus primeros trabajos publicados figuran L'art rupestre paléolithique des Provinces Basques (1966) y Aportación al conocimiento del magdaleniense final en la Costa Cantábrica (1968).

En 1981 se incorporó a la Universidad del País Vasco y desde entonces ha contribuido a formar a decenas de paleontólogos.

En los últimos tiempos ha dirigido excavaciones en varios puntos de las sierras de Andia y Urbasa, y en las cuevas de Alkerdi y Berroberria, en el municipio navarro de Urdax.

www.diariovasco.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Sólo comentarios relacionados con el artículo, gracias.