viernes, 5 de septiembre de 2008

Aparecen restos del siglo XII en Azcoitia

Aparecen restos de una pavimentación de losas junto al cementerio, que pueden datar del siglo XII. Desde 2005 se realizan catas, se ha delimitado lo que fue el recinto de la antigua Parroquia y se conserva la portada del Monasterio de Santa María de Balda.

JOAQUIN SUDUPE| AZKOITIA.

DV. Se realizó ayer una cata en el cementerio municipal, ubicado donde se erigía la antigua parroquia del pueblo, el Monasterio de Santa María de Balda, que cuenta todavía con la portada románica de aquella edificación tan importante en la historia pasada de nuestra villa.

La cata efectuada en la parte delantera izquierda de la portada románica ha sacado a la luz una pavimentación de losas, además de un escalón que, tras el trabajo de campo, habrá que estudiar ahora.

En marzo se realizó la última serie de catas que permitían ubicar la pared sur el templo, así como trazar la planta del antiguo monasterio y delimitar lo que fue el recinto de la antigua parroquia azkoitiarra. Una vez delimitada la planta había que realizar otra última cata, la que correspondería al interior del templete que alberga la portada del monasterio.

Tal y como indica el cronista oficial de Azkoitia, Juan Bautista Mendizabal, «ahora se están haciendo pruebas con carbono 14, pero podemos datar los muros de la iglesia en el siglo XII».

Anteriores estudios

En el año 2005 el Ayuntamiento encargó un estudio de dicha portada a la Universidad del País Vasco, que mandó a los arqueólogos José Luis Solaun y Carlos Olaetxea para la realización de dicho estudio. Un hecho casual hizo que el ámbito de estudio se extendiera, aportando novedosos datos y prometedoras expectativas.

El empleado del cementerio, mientras limpiaba una zona para nuevos enterramientos, sacó a la luz parte de la pared norte y ábside de la antigua parroquia azkoitiarra, hecho que puso en conocimiento de Juan Bautista Mendizabal.

El hallazgo, aunque no tenía demasiado valor arquitectónico, contaba con un gran valor histórico, al dar cuenta de las dimensiones del antiguo monasterio, dar pistas de la ubicación de la pared sur encontrada en marzo, y al reafirmar que la portada románica, tan bien conservada, se encuentra en la ubicación original de cuando todavía existía la antigua iglesia parroquial. El grosor de los restos de muros encontrados reafirman asimismo la ingente cantidad de piedras que salieron de esta edificación para, entre otros, la construcción de la actual parroquia, la fuente de las barricas y otra serie de obras de la época.

La ubicación del Monasterio de Balda como parroquia y los intentos de la población para desvincularse de ella, promoviendo una nueva parroquia fuera del ámbito de decisión del señor de Balda hacia finales del XV, dieron lugar a aquel cruento episodio de principios del XVI, cuando el señor de Balda mató de un disparo de arcabuz al párroco, motivo por el cual tuvo que huir al nuevo mundo.

www.diariovasco.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Sólo comentarios relacionados con el artículo, gracias.