lunes, 28 de enero de 2008

La vida dentro de una cueva

El litoral cantábrico está plagado de cuevas y yacimientos que reflejan la vida de los hombres del Paleolítico. Lugares que encierran elementos sorprendentes. En Gipuzkoa hay cuevas que merecen una visita.

El litoral cantábrico es uno de los espacio más importantes a nivel del paleolítico mundial", afirma el prehistoriador Miguel Ángel Fano. Sobre todo, explica, en lo que hace referencia al período conocido al Paleolítico superior. Es decir, la etapa previa a que el hombre adopte la agricultura y la ganadería, y empiece a asentarse en territorios determinados.

El arte parietal, el arte mural de las cuevas, y el rupestre, son especialmente ricos en la región franco-cantábrica. Además, el litoral está plagado de yacimientos que hablan tanto de etapas muy antiguas -como la de los primeros pobladores-, como las más cercanas de la prehistoria. Además, "Algunos como el de la Cueva del Castillo, en Cantabria, está permitiendo situar al Cantábrico como protagonista en los debates más importantes que se están generando en Europa en los últimos años", asegura Fano.

Además de desentrañar los secretos de nuestra especie, los yacimientos de esta región sirven también, según explica el profesor de Deusto, para averiguar si los neandertales fueron los introductores de algunos de los comportamientos humanos modernos. "Hasta hace veinte años, hay cosas que se atribuían en exclusividad a nuestra especie".

La Garma y la Cueva del Mirón, situadas en Cantabria, son algunos de los mejores ejemplos de la vida humana durante el Paleolítico. Sin embargo, el País Vasco también es rica en yacimientos prehistóricos, en especial del Paleolítico medio y superior. La Cueva de Venta Laperra, en Karrantza, que fue el primer hallazgo rupestre de Euskadi, contiene la representación de tres bisontes.

En este enclave también se encontró un hueso de caballo tallado que nos remonta al pasado remoto del Paleolítico. La Cueva de Santimamiñe constituyó, por otro lado, el santuario del arte rupestre vasco por excelencia hasta el descubrimiento en los años 60 de importantes yacimientos guipuzcoanos. El conjunto de figuras de Santimamiñe llega casi hasta el medio centenar. Y también la especie más representada es el bisonte.

Ya en Gipuzkoa, uno de los lugares que merece la pena visitar es la cueva de Altxerri, en Aia, donde hay también un gran numero de representaciones pictóricas.

La de Ekain, en Deba, es otra de las cavidades guipuzcoanas donde también se pueden encontrar pinturas en buen estado de conservación. Saber cómo los humanos de la prehistoria organizaban el espacio habitable del interior de una cueva, es otro de los aspectos que el libro Las sociedades del Paleolítico en la región cantábrica analiza en sus páginas. En concreto se recrea la distribución de espacios en la Cueva de Abautz situada en Arraiz (Navarra). Un sencillo gráfico recrea la vida de los humanos modernos en el interior de una cueva hace 13.500 años.

www.noticiasdegipuzkoa.com


Desentrañar quiénes eran y cómo vivían los pobladores del litoral cantábrico durante un periodo concreto de la prehistoria. Ésta es la labor que persiguen los creadores de la monografía 'Las sociedades del Paleolítico en la región cantábrica'. El camino hasta los humanos modernos

NG - Donostia
Lucía Mesado

Miguel Ángel Fano ha sido el coordinador de la obra de la Universidad de Deusto que pretende convertirse en referente de la prehistoria en el Cantábrico. Un libro que ahora tiene con mimo entre sus manos y que refleja los desvelos de varios científicos por desentrañar los orígenes del hombre.

¿Quiénes fueron los primeros habitantes de las regiones del Cantábrico?

Tenemos muy pocos datos sobre los protagonistas de los primeros pobladores, conocemos muy poco de sus características. La primera población se sitúa hace 400.000 años. Ésta es la fecha del fósil más antiguo que conocemos, encontrado en Asturias.

¿Podría haber habido presencia humana con anterioridad?

Desde luego. Esta fecha es provisional y no significa que sea la del asentamiento más antiguo. Los hallazgos realizados en regiones próximas como Burgos, en la meseta, como son los de Atapuerca, incorporan restos de hace más de un millón de años de antigüedad. Por lo tanto, hay que trabajar con esta fecha con precaución porque posiblemente hubiera asentamientos mucho anteriores.

¿Cómo eran los habitantes de hace 400.000 años?

Se supone que los restos encontrados pertenecerían a una especie que en Atapuerca se denomina heidelbergensis . Este es el homínido que que posiblemente pobló por primera vez la región cantábrica, pero hay muy poca información. Encontramos restos humanos en el yacimiento de Lezetxiki, en Arrasate. Éste es el hombre más antiguo encontrado en el País Vasco. A este período lo denominamos como Paleolítico antiguo.

El Paleolítico abarca miles de años.

Sí, es una etapa que concluye hace 6.500 años. Si incluimos también el Mesolítico, este período finaliza con la adopción de las técnicas de producción artificiales de alimentos.

Cientos de miles de años en los que el hombre evolucionó en estas tierras.

Sí, un tiempo en el que varios homínidos fueron protagonistas. Todos somos homínidos, pero hay diferentes especies.

Como los neandertales.

Sí. El primero en llegar sería el heidelbergensis y luego los humanos modernos convivieron durante milenios con los neandertales. De hecho, los últimos datos que tenemos de la existencia de esta especia en el conjunto de Europa son de hace 28.000 años. Desaparecieron mucho más tarde de lo que se pensaba hace cinco o seis años.

¿Y quiénes llegaron antes, los humanos modernos o los neandertales?

Los neandertales llegaron antes, luego los humanos modernos. Esta es una zona muy importante y que ha ayudado en el conocimiento de esta especie humana.

¿Por ejemplo?

Antes se presuponía que no tenían capacidad simbólica pero aquí hemos encontrado cosas que denotan ciertas capacidades. Es el caso de un fósil encontrado en el yacimiento de la Cueva del Castillo en Puente Viesgo (Cantabria) en el que está dibujado el cuarto delantero de un cuadrúpedo. Puede tener una edad de entre 50.000 y 38.500 años, y se trata de la primera evidencia conocida de arte naturalista en Europa occidental. Pudo ser obra de un neandertal.

Antes también se creía que no tenían capacidad para hablar.

Sí, pero los recientes hallazgos demuestran que tenían un aparato fonador similar al nuestro. Aún estamos por ver cómo eran realmente estos seres, pero poco a poco se va abandonando la idea de que eran unos individuos mucho peor adaptados que nosotros y poco desarrollados desde el punto de vista cultural. Fueron unos cazadores muy eficientes durante milenios.

Su desaparición sigue siendo un misterio para los científicos.

Sí, hay muchas hipótesis. Al parecer, se van refugiando en el sur de Europa y su declive dura varios cientos de años, hasta que se extinguen por completo.

¿Cómo eran las sociedades paleolíticas del hombre moderno?

Los humanos del norte de la península constituyeron sociedades muy distintas a las posteriores. Son grupos de cazadores y recolectores, compuestos por un máximo de 70 u 80 individuos. Además, realizaban un movimiento sistemático por un territorio muy amplio.

¿Cuál era?

Tenemos evidencias muy claras de relaciones a larga distancia en lo que conocemos como la región franco-cantábrica. Tenemos utensilios muy similares, muy parecidos entre el occidente cantábrico (Asturias) y también en los pirineos franceses. Ésa es una evidencia de comunicación entre ellos porque hemos encontrado artefactos arqueológicos prácticamente idénticos y hasta desde el punto de vista estilístico, con el mismo tipo de representaciones. De hecho, la aparición de nuevos instrumentos es bastante contemporánea en espacios muy alejados.

¿Y cuándo empiezan a aparecer las diferencias culturales?

Las diferencias existen desde siempre, no es lo mismo el Paleolítico en el Cantábrico que en el Mediterráneo. El arte, por ejemplo, es distinto.

www.noticiasdegipuzkoa.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Sólo comentarios relacionados con el artículo, gracias.